• Redacción

El Torre del Mar cierra el fichaje del delantero centro sevillano Pablo Aguilera


La Unión Deportiva Torre del Mar firmará en las próximas horas un nuevo fichaje para su plantilla. Se trata del delantero centro Pablo Aguilera, que llega procedente del Atlético Pulpeño. A sus 28 años de edad, este futbolista natural de Los Palacios (Sevilla) y criado en la cantera sevillista, recala en la entidad torreña tras haber vestido también la elástica de equipos como San Fernando, Écija, Badajoz, San Roque, Real Murcia, Linares, Coruxo, Conquense, Talavera y Sanse.


El jugador, hace unas semanas, señalaba en una entrevista que “vivir tantas aventuras me ha hecho madurar y ahora me siento en un momento perfecto para seguir jugando al fútbol”. Con 28 años y habiendo pasado por un buen número de clubes, Pablo Aguilera Gómez (El Trobal, Sevilla, 2 de junio de 1994) siente que está en el punto perfecto para ofrecer un rendimiento óptimo en cualquier equipo.

Viviendo por primera vez unas Sesiones AFE, el delantero centro espera que esta edición XXIX le sirva para encontrar un club en el que seguir con su intensa carrera deportiva. Comenzó a jugar siendo un niño en clubes de su pueblo natal y alrededores, “dando un paso importante cuando en categoría Juvenil me ficha el Sevilla, donde permanezco tres temporadas”.


Triplete con el Sevilla

“En el Sevilla me fueron muy bien las cosas”, recuerda, porque “una temporada ganamos la Liga, la Copa del Rey y la Copa de Campeones”. Un triplete histórico que compartió con compañeros como Carlos Fernández, Borja Laso o Juan Muñoz, que llegaron a la élite”.


No olvida su debut en el Sevilla Atlético, el filial, “ante el San Roque de Lepe, porque nada más ingresar en el campo marqué un gol”.

Tras salir del Sevilla, Pablo Aguilera suma experiencias sin parar en diferentes clubes, siempre dejando su impronta de goleador.. San Fernando, Écija. San Roque de Lepe, Real Murcia, Linares, Conquense, Talavera, Sanse, Hospitalet, Pulpileño y Racing Murcia han sido las paradas que ha hecho el atacante en su dilatada carrera.


“Tantos cambios de equipo tienen alguna explicación”, dice, recordando que “en alguna ocasión he sufrido impagos, y cuando uno no cobra, no puede rendir como debe ser”. Pero cuando el club ha respondido, Pablo lo ha hecho, como en Lepe, marcando 14 goles en una temporada, o en el Conquense, “donde me sentí valorado, no hubo problemas de cobro y eso se vio en el campo, obteniendo buenos resultados el equipo”, con Pablo sumando goles…


“Cuando he tenido continuidad y no ha habido problemas extradeportivos, he dado buen rendimiento. Siempre he respondido con goles”, subraya el ariete.


Se considera “un delantero rápido, potente y pese a mi estatura no soy lento. Me gusta ir al espacio, aguantar el balón, ejecutar con rapidez las acciones…”.


También extremo

Atacante de recursos, Pablo explica que “también he jugado de extremo, tanto por la derecha como por la izquierda. Me adapto perfectamente a lo que me pide cualquier entrenador”.


Con 28 años, “me encuentro en buen momento por esa madurez que he adquirido al haber superado tantos problemas.. Ahora afronto cualquier contratiempo con más tranquilidad. Me siento con mucha confianza a todos los niveles y físicamente me encuentro muy bien”.


Por último, relata su experiencia en Oliva, subrayando que “la asociación te ayuda siempre en todo, como por ejemplo con estas Sesiones AFE, en las que te sientes futbolista a todas horas. Todo es muy positivo, empezando por los compañeros y acabando por el cuerpo técnico. Ojalá muchos clubes tuvieran la mitad de medios que ponen a disposición de los jugadores. Es un privilegio estar aquí, esta experiencia es una maravilla”.