El Málaga se apunta la primera victoria con Marcelo Romero en el banquillo (2-1)


El Málaga venció a la UD Las Palmas, en La Rosaleda, en la 23ª jornada de LaLiga Santander. Lemos adelantó a los canarios, pero los goles de Pablo Fornals y Charles dieron un triunfo balsámico al equipo blanquiazul.

Inicio de partido marcado por el gran ambiente en las gradas y un césped en óptimas condiciones a pesar de las fuertes lluvias caídas recientemente. Juankar, única novedad en el once blanquiazul respecto al anterior encuentro en Vila-real, suplía a Miguel Torres en el lateral zurdo. Las bandas, con Keko y Chory muy activos, sembraron peligro por los costados en el primer cuarto de hora.

Los visitantes, en su primera aproximación, marcaron de libre directo tras una falta más que dudosa en la frontal. Lemos, autor del tanto canario (0-1, 19’). En el 21’, Charles reclamó un posible penalti por agarrón que, al igual que la semana pasada, le costó una amonestación del colegiado. Poco después llegaba el empate gracias a Pablo Fornals, que se inventó un disparo con parábola que entró besando la escuadra de Javi Varas (1-1, 27’).

El Málaga anhelaba el segundo tanto y Keko, en el 30’, marcó pero en orsay por escasos centímetros. Chory, en el 32’, disparó por encima del larguero. Fueron avisos de lo que se avecinaba. Contragolpe de manual que conduce Keko y el exterior diestro, con enorme temple, asiste a Charles que anota en boca de gol (2-1, 35’). Segunda diana consecutiva del ‘9’ malaguista y ventaja al descanso para un equipo impulsado por su enfervorizada afición.

La segunda parte terminó como empezó, con un Málaga CF muy enfocado en ampliar su renta en el tanteador. La UD Las Palmas, por su parte, no reculaba e incluso Boateng chutó al palo derecho de Kameni en el 50’. Fornals, en el 54’, tuvo un mano a mano clarísimo ante Varas en el que el meta sevillano demostró sus reflejos. Y en el 61’, falta perfecta que bota el Chory desde la izquierda y testarazo a la madera de Demichelis. Se olía el tercer gol.

Hasta que en el 70’ el árbitro Sánchez Martínez expulsó, por doble amarilla, a José Rodríguez. Esto obligó a Marcelo Romero a reajustar su esquema táctico, dando entrada a Llorente en el pivote junto a Camacho en lugar de un ovacionado Keko. Michael Santos, instantes después, suplió a Charles en la punta del ataque. Miguel Torres completaría la terna de cambios al sustituir a Pablo Fornals ya en el 82’.

En los instantes finales, con superioridad numérica, el cuadro insular buscó con ahínco el portal de Kameni, encontrándose a una zaga malaguista bien colocada y concentrada en mantener el resultado a favor. Y se consiguió. 2-1 y tres puntos vitales en el fortín de La Rosaleda para coger oxígeno en la zona media de la tabla.

#málagacf