top of page
  • Redacción

Importante victoria ante Movistar Estudiantes para acercarnos a la Copa (76-87)


Victoria del Unicaja en la pista de Movistar Estudiantes 76 a 87 en un partido que se decidió en el último cuarto a favor del equipo malagueño. El jugador más destacado de los de Joan Plaza fue Nemanja Nedovic, que tras su lesión va tomando ritmo de partido como lo ha demostrado hoy. El serbio terminó con 24 puntos y 26 de valoración. Se preveía complicada la visita a Movistar Estudiantes, que venía de perder por tan sólo 4 puntos ante Baskonia con un Edwin Jackson en un gran estado de forma. El marcador era apretado en los primeros compases, con el francés ex del Unicaja empezando a entonarse. En los malagueños, era Waczynski quien veía el aro con mayor facilidad, yendo al rebote ofensivo con intensidad. Una de estas acciones del polaco dejaban el partido 10-9 en el minuto 5. Amenazó Movistar Estudiantes con distanciarse con un miniparcial, abierto por una autocanasta de Suárez al intentar robar el balón, la jugada del zapping de la jornada. Brooks y Smith lo impedían, aunque al final del primer cuarto un triple de los locales dejaban el marcador 21 a 16. Todo cambió al inicio del segundo cuarto. La entrada en pista de Nemanja Nedovic revolucionó el ataque malagueño, que además tenía en Ndiaye a un baluarte en defensa. El senegalés colocó varios tapones que intimidaron las penetraciones colegiales. Además, Brooks continuaba viendo el aro con facilidad. El resultado con estas circunstancias, parcial 0 a 12 y el Unicaja se ponía por delante 21 a 28. El técnico local pedía tiempo muerto, tras el que logró frenar la superioridad malagueña. el pívot Arteaga aparecía en el ataque estudiantil y conseguía con sus acciones acercar a los suyos 31 a 34 a falta de poco más de un minuto. Parecía que el partido llegaría al descanso sin sobresaltos, pero no fue así. El Unicaja capturaba un rebote de ataque a falta de 19 segundos para el descanso, cuando en un error de la mesa la posesión pasó primero a 14", después a 24" y más tarde desapareció. Los árbitros indicaban que quedaba sólo una jugada al ver sólo los segundos que quedaban de cuarto en el marcador de la canasta. El electrónico rojo de 24 se había apagado. Ante esta situación, el Unicaja apuró hasta el último segundo del cuarto para anotar con una gran bandeja de Dani Díez. Parecía que íbamos al descanso 31 a 36, los equipos y técnicos tomaban el camino de vestuarios. Pero entonces llegó el despropósito en la mesa. No sabían cómo pero querían arreglar el error de apagar el marcador de 24 segundos. Realmente la canasta del Unicaja había sido fuera de los 14 segundos que se tienen de posesión tras rebote de ataque, pero es que se había lanzado en función de los segundos que marcaba el marcador. Si lo hubieran sabido por estar el reloj de posesión encendido hubieran lanzado antes casi con total seguridad. Al final le dieron balón a Movistar Estudiantes con 5 segundos por jugar, que los aprovecharon los colegiales a la perfección para acercarse 33 a 34. La igualdad continuó en los primeros minutos de la segunda parte, con Jackson por parte de los locales asumiendo responsabilidad. En el conjunto de Joan Plaza era Brooks el hombre más incisivo, acertado en sus penetraciones y tiros abiertos. Un gran 1 contra 1 del americano con pasaporte italiano empataba a 45 en el minuto 26. En este momento entró Nemanja Nedovic, que con tres triples en los últimos dos minutos del cuarto, el último sobre la bocina casi desde el medio del campo, ponía al Unicaja 53 a 60 a falta del último cuarto. Continuaba el "16" del Unicaja haciendo de las suyas, 2+1 y en otra jugada asistencia a Brooks. Entre estas acciones, triple de Alberto Díaz desde la esquina. 56 a 70 era el marcador a favor de los de Joan Plaza en el minuto 33. La máxima llegaría a ser 58 a 74 tras dos tiros libres de un activo Díez, pero a partir de aquí el partido se puso peligrosamente complicado. Restaban 5 minutos y Movistar Estudiantes se la jugó con lanzamientos triples, que fue anotando al principio, de nuevo con Jackson, ahora secundado por Wilson (69 a 77 m.37). Fue el momento para que Carlos Suárez abortara la reacción local con un 2+1 (69 a 80 m.38). En el tiempo restante Movistar Estudiantes jugó a la desesperada, mandando al tiro libre al Unicaja y lanzando de 3 puntos. Al final, la jugada colegial no salió y la victoria voló hacia Málaga, importante para continuar dando pasos hacia la Copa de Vitoria 2017. Joan Plaza dedicó este resultado en rueda de prensa a Manolo Rubia, Director de Operaciones del Club que hoy ha tenido un problema de salud.

bottom of page