Primera decepción de Unicaja en Eurocup ante el Bayer Munich (62-74)


En el debut en el Martín Carpena en la Eurocup el Unicaja salió muy intenso, parecía que con una velocidad más que su rival. Un incisivo Fogg era protagonista de las primeras acciones, siendo importante el americano para el primer parcial malagueño. 9 a 2 y los de Joan Plaza conseguían situar el electrónico 13-6 en el minuto 7. La defensa malagueña no permitía un momento de respiro al Bayern de Djordjevic, que desde la banda mostraba su cabreo por el juego de sus pupilos. Habían pasado los primeros diez minutos y el Unicaja dominaba con cierta solvencia, 22 a 10. Una canasta del joven Okouo daba la máxima a los malagueños en el primer minuto del segundo cuarto (24-10), pero el Bayern no venía de vacaciones a la Costa del Sol. Primero fue Booker cerca del aro, y al pívot le siguió Redding. Los dos fueron importantes para que poco a poco los bávaros se acercaran en el marcador (27-21 m.18). Los de Plaza aguantaban gracias al talento bajo los aros de Musli, que era la referencia ofensiva del Unicaja ante el casi nulo acierto desde la línea exterior. Los malagueños se iban a los vestuarios todavía dominando con cierta solvencia, 34 a 26. El partido se terminó de igualar en el inicio del tercer cuarto, de nuevo Booker, ahora con Taylor como escudero desde el triple, conseguían que el partido se pusiera 34 a 32 en el minuto 23. Los de Plaza consiguieron abrir de nuevo hueco gracias a un triple de Alberto Díaz estratosférico y otro de Díez. El del pelirrojo era un pase desde campo defensivo que buscaba a Musli, pero se convirtió en el triple imposible que hizo reaccionar a la grada y al equipo (40-32 m.35). Pero fue un espejismo, ya que el conjunto alemán se volvería a acercar. Dos ex ACB, como Lucic y Renfroe, fueron los principales artífices de que el Bayern de Múnich entrara en el último cuarto por delante, 48 a 50. El Unicaja continuó luchando en el último cuarto, pero a pesar del esfuerzo, la falta de acierto y la ansiedad fueron protagonistas en el juego de los malagueños. Casi 4 minutos tardó en anotar el equipo de Joan Plaza, algo que aprovechó el conjunto alemán para ir distanciándose en el marcador (48-61 m.36). Alberto Díaz dio esperanza gracias a su intensidad en defensa, robando un par de balones que hacía creer a la grada. Pero la remontada no llegó al Carpena, que vio cómo su volaba la primera victoria de Málaga en la Eurocup.

#baloncesto

Diario deportivo de referencia en la provincia de Málaga. Repasamos la actualidad del Málaga Club de Fútbol, Unicaja y todos los equipos de la provincia de Málaga.