• Redacción

El Vélez debuta en liga con una trabajada victoria ante El Palo (3-1)


Celebración del primer gol del Vélez

Sobre el tablero ya están todas las piezas. Y aunque el Vélez sigue con dos partidos menos, lo visto hoy en el Vivar Téllez bien vale para que sea aceptada a trámite la candidatura de un Vélez que debe aspirar a todo por calidad, oficio y también definición. Porque sobre el terreno de jeugo y ante un rival más rodado, supo sobreponerse a la adversidad, gol en contra, dos cambios tempraneros por lesión y a toda una institución, la paleña.

Pero en estas categoría, hay que jugar. Y muchos lo sabían en la expedición de El Palo, puesto que nunca fue plaza fácil la de Vélez a pesar de los pesares. Así y para el debut, Gálvez tenía en mente el partido. Conocía a pies juntilas a los malagueños y aprovechó la ocasión para preparar el partido y llevarlo a su terreno.

Y no arrancó mal la cosa para el Vélez, que aunque ni fue protagonista positivo en la primera parte, sí que tuvo sus ocasiones de marcar. Concretamente, en el minuto '6, gol anulado que precedía a una ocasión perdida para los locales. Era el aviso tempranero de lo que se vendría. Todo, o casi todo, por la derecha, son un Saam que cortaba como un cuchillo a su marcador. Velocidad, recorte, visión y buen centro para un futbolista que "todavía tiene que explotar", apunta su entrenador.

SE ADELANTA EL PALO

Yuste celebra el gol

Con el paso de los minutos, fue El Palo quien cogía las riendas, gozando de ocasiones y encontrando siempre la figura del meta Reina, todo un portento de reflejos que aseguró el cerrojo en su portería. Lo haría al menos hasta el '25, cuando una jugada a balón parado desde la derecha iba a propiciar el cero a uno. El goleador sería un viejo conocido de la grada, Jesule, que ya vistió hace unos años la elástica blanca.

Comenzaron ahí una serie de catastróficas desdichas para los de Gálvez, que en dos minutos perderían a dos jugadores importantes, Benji y Cazorla. El primero por un golpe en el tobillo se vio obligado a abandonar, mientras que el granadino tuvo molestias en la rodilla que arrastraba desde hace días y tampoco pudo mantener el ritmo. Entraron en sustitución de ambos Ballesteros y Nacho.

REACCIÓN VELEÑA

Curiosamente, fue a raíz del gol y los cambios cuando el Vélez comenzaba a tomarle el hilo al partido. Su rival, que ya miraba de reojo la caseta, no apuró fuerzas hasta el final y permitió una reacción veleña que les terminaría arrollando. Así las cosas, tanto en el '34 como en el '37 la tendrían Guerra y Ballesteros respectivamente, siendo la más clara la de este último que la mandaría alta cuando tenía para él toda la portería paleña. Era un aviso.

En el minuto cuarenta, a cinco del final, vendría el empate. De nuevo jugada por la derecha de Samm, pase a Guerra y este, que de primera no la vio clara, se hartaba de balón para terminar mandándola al fondo de la portería de Ignacio. Empate que sabía a gloria y que dejaba abierto el choque para la segunda mitad.

Antes de marchar a la caseta, el conjunto paleño tendría la última, repelida con una gran estirada de Reina, que comenzaba su festival de paradas para dar continuidad en la segunda mitad.

EL PALO SALE A DOMINAR

Tras el descanso y sin cambios para el inicio de la segunda mitad, fueron los paleños quienes salieron más metidos en el partido. De hecho la buscaron más que el Vélez de inicio, gozando de ocasiones clamorosas que terminaban repelidas por el poste o bien por Reina, que salvó en el '66 un mano a mano con el delantero del conjunto paleño que pudo ser decisivo.

Poco después y con mucha cabeza, Emilio Guerra iba a pillar en el fallo a la defensa visitante para hacer el segundo de su cuenta y también del equipo. Excelente pase de Barba, que entraba en sustitución de Javi Fernández, que terminó mandando Guerra al fondo de las mallas en el '74.

Nuevo mazazo para el Palo que ya volcado en la zona alta no tuvo nada que hacer. Y es que un Manolo Reina pletórico deshacía una y otra vez cualquier ocasión que viniera del lado paleño. Precisamente, en una de esas jugadas en tromba de el Palo, Ballesteros aprovechaba para hacer el definitivo tres a uno para los suyos en el '88, dejando el marcador cerrado y haciendo disfrutar a la grada como hacía tiempo, puesto que pocas victorias holgadas y ante rivales de esa entidad se han disfrutado en meses dentro del feudo veleño.

SEMANA DE PARTIDOS

Toca asimilar la victoria y también lo que se viene, puesto que este jueves, sin tiempo para nada, el conjunto de Gálvez tendrá que volver a jugar. Lo hará en Huétor-Tájar a partir de las nueve de la noche para volver el domingo a enfundarse la elástica y medirse al Lauro. Dos partidos en apenas tres días donde el conjunto axárquico irá tomando, poco a poco, la temperatura a la competición.

FICHA ´TÉCNICA

Vélez Club de Fútbol: Reina, Damián, Benji (Nacho 27'), Popa, Lucena, Arturo, Saam, Dani González, Emilio Guerra, Cazorla (Miguel Ballesteros 27') y Javi Fernández (Jorge Barba 63')

Centro de Deportes El Palo: Ignacio, Salvi Ramírez, Mode, Jesule, Nacho Aranda, Alexis, Joselillo, Durán, Juan Carlos, Jesús (Antonio 75') y Vela (Nacho Lapeira 77').

Goles del Vélez C.F.: 1-1, Emilio Guerra (40'); 2-1, Emilio Guerra (79'); 3-1, Miguel Ballesteros (88'). Goles del C.D. El Palo: 0-1, Jesule (26'). Árbitro: Reyes Estévez, José Juan (Granada). Tarjetas: Amonestó por los visitantes a Mode y Juan Carlos. Incidencias: Unos 400 espectadores.

#fútbol #vélezcf