• Redacción

El Málaga da una alegría a la Rosaleda (2-0)


El equipo de Javi Gracia arrancó con fuerza creando ocasiones desde el primer minuto de juego, especialmente por la banda derecha con los centros a pie cambiado de Duda. En el segundo 44, Charles remató de cabeza un centro del capitán luso que casi se cuela en el portal de Lux. En el 5’, Recio disparó de lejos ajustado al palo y, acto seguido, una combinación entre Tighadouini, Charles y Juankar acabó en chut del zurdo madrileño y parada del meta visitante. ‘Tigha’, muy activo, intentó llegar al gol dos veces antes del primer cuarto de hora del choque.

Tras el dominio inicial del MCF en el primer tramo del envite, el Deportivo reaccionó y comenzó a crear ocasiones. Su primer tiro a puerta, una falta lanzada sin peligro por Fede Cartabia en el 24’, simbolizó el cambio de tendencia del choque, ya que en el 28’ Oriol Riera mandó al poste un zurdazo colocado que se paseó por la línea de meta. Poco después, Lucas Pérez tiró fuera desde el borde del área.

Ya en la recta final del primer acto, el Málaga volvió a mostrarse por el carril derecho. Tighadouini, siempre incisivo, hizo una buena acción individual en el 38’ que no encontró remate final. El Dépor no se desenchufó, con los escurridizos Lucas y Fede moviéndose bien entre líneas. Ya en el descuento, el Málaga generó dos corners seguidos pero no pudo materializarlos en gol. Al descanso, 0-0.

En el inicio del segundo tiempo, de nuevo el Málaga CF salió con determinación buscando el área coruñesa. Esta vez, el ala izquierda fue protagonista con un Juankar rápido y punzante. El ‘7’, en el 52’, puso un centro colosal que remachó Tighadouini con la testa rozando el poste izquierdo visitante. La dupla Juankar-‘Tigha’ se multiplicaba buscando las cosquillas de la zaga deportivista. El técnico visitante Víctor movió el banquillo ante el dominio malaguista, dando entrada a Laure y el ex blanquiazul Luis Alberto en el 58’. Pero no surtió efecto.

Y es que una falta desde la izquierda, esquinada, significaría el primer tanto como jugador del MCF de un soberbio Tighadouini, que colocó con calidad una rosca diabólica que puso el 1-0 en el 62’. Otro fichaje del verano, Espinho, debutó como malaguista supliendo a su compatriota Duda poco después del gol. El Dépor sólo reaccionó tímidamente a balón parado, con un centro envenenado de Fayçal que salió fuera por poco en el 70’.

Ya en la recta final, Gracia introdujo a Pablo Fornals por Recio (78’), que salió del campo con una leve sobrecarga en la musculatura isquiotibial de su pierna izquierda. El medio filial aportó calidad y control en la zona ancha. En el 82’, la ovación de la noche se la llevó el goleador ‘Tigha’, sustituido por Horta. Y, casi sin tiempo para respirar, la sentencia del otro gran protagonista blanquiazul. Juankar, con un tiro cruzado dentro del área, marcaba en el 85’ el definitivo 2-0 plasmando un enorme encuentro personal en su partido 100 en LaLiga. Así, se llegó al epílogo de un choque que supone la segunda victoria seguida en Martiricos para un solvente Málaga CF.